Células madre de hierro que se mueven con magnetos

Células madre de hierro que se mueven con magnetos 

Inyectar células madre por vía intravenosa para que lleguen al sitio lesionado y regeneren tejido es un método relativamente ineficaz, ya que por lo general se depositan en los pulmones o en el hígado. Una nueva técnica que emplea magnetos para darles dirección a las células podría ser la solución. Para esto, las células madre son alimentadas con pequeñas partículas de óxido de hierro magnético hasta llegar a tener 1.5 millones de ellas, aproximadamente; las células, una vez dentro del cuerpo por la inyección intravenosa, se mueven con magnetos a un lugar particular en el cuerpo.

Los experimentos fueron llevados a cabo en cultivo celular y en animales vivos. En ratones, se colocó una barra magnética cerca de la cola cuando las células modificadas fueron inyectadas. Para seguir su trayectoria, los investigadores las marcaron con tinta fluorescente. Posterior a su arribo a la cola, midieron la cantidad de células madre modificadas y observaron que era seis veces mayor que tratamientos sin magnetos.

Anteriormente, las partículas de óxido de hiero magnético ya se habían integrado a células madre, pero su recubrimiento era tóxico o cambiaba las propiedades de las células, como su capacidad para diferenciarse. En cambio, las empleadas en este trabajo, que miden 15 nanómetros de ancho (el DNA mide 2 nanómetros de ancho) están cubiertas con polietilenglicol (PEG) que protege a la célula del daño. Otra novedad, es que se utilizaron campos magnéticos para mover a las partículas dentro de las células y no agentes químicos como en trabajos anteriores.

Las células madre empleadas en este estudio son mesenquimales, y no embrionarias. Esto significa que fueron obtenidas de tejidos adultos como médula ósea y son capaces de generar células de hueso, de grasa o de cartílago, pero no otro tipo como musculares o nerviosas. Es una herramienta muy poderosa para tratar numerosos padecimientos, como enfermedades cardiovasculares o autoinmunes.

—————-

Fuentes:

Artículo originalNota de la Universidad de Emory

Imagen izquierda: el ratón de la izquierda fue tratado con la técnica de los magnetos y el derecho no. En el tratado se ven las células en la cola, mientras que en el de la derecha se estancan en los pulmones y en el hígado. Imagen derecha: se observan las partículas (puntos negros) dentro de una célula madre. Tomadas de la nota de la Universidad de Emory.

via Tumblr http://historiascienciacionales.tumblr.com/post/55697807357

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s