Recuerdos distantes del ayer primate

Recuerdos distantes del ayer primate

En cuanto a recuerdos a largo plazo, tenemos mucho más en común con nuestros primos primates de lo que pensábamos, según un estudio recién publicado.

Muchos de nuestros recuerdos a largo plazo son accesibles por medio de algún estímulo sensorial. Por ejemplo, el aroma de la sopa de tu abuela puede traerte a la memoria esas divertidas vacaciones de verano en tu infancia. Si un día regresas a visitar tu escuela primaria, es probable que recuerdes dónde te sentabas y con quién. El equipo de Gema Martin Ordas ha mostrado que a los chimpancés y a los orangutanes les pasa igual.

Los investigadores instalaron una prueba en la que los primates tenían que elegir la caja correcta en la que un experimentador había ocultado la herramienta necesaria para alcanzar una recompensa. El experimentador ocultaba la herramienta correcta a la vista de los animales. El primate enseguida destapaba la caja correcta, usaba la herramienta y obtenía su premio: una sabrosa comida. Tres años después, los investigadores metían a los mismos primates a la misma prueba, pero esta vez las herramientas se habían ocultado sin que ellos vieran y no les decían qué tenían que hacer. En cuestión de 5 segundos, los primates acudían a las cajas a buscar la herramienta correcta. Si no la encontraban a la primera, probaban de inmediato con la segunda caja. En cambio, unos primates distintos que nunca habían pasado por la prueba se quedaban sentados sin hacer nada con las cajas. Lo interesante es que las instalaciones de la prueba son usadas para muchos experimentos y les son muy familiares a los primates. Lo que les dio la señal que activó su recuerdo de años atrás era la forma en cómo estaban acomodadas las cajas y la presencia del mismo experimentador.

De chimpancés y orangutanes se conoce muy bien su capacidad de recordar símbolos, gestos o palabras durante toda su vida, capacidad que involucra la llamada “memoria semántica”, pero sobre su memoria “episódica” no se sabía mucho. Este estudio muestra que nuestros primos primates acceden a sus recuerdos a largo plazo de una forma muy similar a como lo hacemos los humanos.

Así que la recomendación de Historias Cienciacionales es que si vas a visitar a tu amigo chimpancé en el zoológico, trata de llevar el mismo peinado para que te recuerde enseguida.

_________________________
La imagen fue tomada de este sitio y es autoría de Nils Rinaldi.

Aquí la nota fuente, con videos sobre la prueba.

Aquí el artículo original, publicado esta semana en Current Biology.

via Tumblr http://historiascienciacionales.tumblr.com/post/56017475875


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s