Escúchalas e identifícalas

Escúchalas e identifícalas

Tradicionalmente, la evaluación de la diversidad y abundancia de las especies animales se hace a través del uso de una variedad de métodos que pueden ser costosos, limitados en espacio y tiempo, y que raramente incluyen un registro a largo plazo. Ante la pérdida de hábitats y el cambio climático, urge utilizar nuevas tecnologías para mejorar y expandir el monitoreo global de la biodiversidad. Conscientes de esto, un grupo de biólogos y computólogos de la Universidad de Puerto Rico, generaron a ARBIMON (Automated Remote Biodiversity Monitoring Network). 

El sistema es una combinación de hardware y software que adquiere datos y los gestiona, todo para identificar especies de pájaros, insectos, mamíferos y ranas. De los componentes de ARBIMON, destaca la estación de monitoreo (que por cierto es un iPod Touch) controlada vía remota y que funciona con energía solar, misma que captura y manda grabaciones de un minuto cada diez minutos a la estación base. Ahí, los datos son procesados y subidos al sitio web del proyecto. Las grabaciones, realizadas en humedales herbáceos de Puerto Rico y en la estación “La Selva” del bosque tropical en Costa Rica, capturaron la actividad de los animales y, con ayuda de algoritmos, los investigadores pudieron identificar nueve especies a partir del sonido capturado.

Los investigadores mencionan que la ventaja de los sistemas de recolección de datos automatizados es que pueden monitorear poblaciones animales por 24 horas, cada día del año, en estaciones a lo largo de una variedad de hábitats de manera simultanea, y las grabaciones se pueden almacenar de manera permanente. La capacidad del sistema para guardar cantidades enormes de información fue resuelto con los algoritmos para identificar a las especies, cosa que no es novedosa, pues ya se había usado en otros trabajos para identificar ballenas, delfines, insectos, aves y anfibios. Lo distinto en ARBIMON es que los usuarios sin conocimiento en programación informática pueden configurar sistemas sofisticados para vigilar especies en peligro por el cambio climático o la pérdida de hábitat. Además, el artículo describe ampliamente cómo colectar y manejar los datos acústicos.

—————

Fuentes:

Artículo original. Nota de Science, donde podrán escuchar el ejemplo de una grabación de un minuto.

En la imagen se observa al coquí llanero, una rana nativa de Puerto Rico de la especie Eleutherodactylus juanariveroi; fueuna de las especies estudiadas indirectamente y está en peligro de extinción. Tomada del sitio de Science

via Tumblr http://historiascienciacionales.tumblr.com/post/57026623716

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s