¿Cuál es tu riesgo de sufrir un ataque al corazón?

¿Cuál es tu riesgo de sufrir un ataque al corazón?

Nuestro corazón, ese buen amigo que nos acompaña en las buenas y en las malas: nos hace sentir ese micro infartito cuando no encontramos el celular o, mejor aún, se convierte en maraca cuando vemos a esa persona que nos gusta tanto. Nuestro queridísimo sobrevive estoicamente a eventos de este tamaño, pero no por eso es inmune a sufrir ataques cardiacos reales. ¿Cuáles son los factores de riego que aumentan la probabilidad de que suframos un ataque al corazón? 

Los investigadores del Instituto de Ingeniería en Calcuta, India, se hicieron esta pregunta, y para responderla, diseñaron un modelo computacional. Utilizaron 300 casos reales de pacientes que tuvieron un riesgo leve, moderado y severo de sufrir un ataque al corazón. También extrajeron una base de datos de doce factores que predisponen a sufrir el ataque, como son la edad, el género, el abuso del alcohol, los niveles de colesterol, fumar (ya sea de forma activa o pasiva) o la inactividad física, entre otros. Posteriormente, construyeron el modelo para medir el riesgo, revelando así factores específicos asociados con sufrir un ataque cardíaco real, y no los que te dan por eventos sorprendentes o desastrosos, como no encontrar la cartera o el celular.

Los resultados confirmaron que los sospechosos usuales, es decir el colesterol alto, el consumo de alcohol y ser fumador pasivo, son los responsables del riesgo severo, moderado y leve, respectivamente. Además, los hombres entre los 48 y 60 años corren un riesgo severo y moderado de tener un ataque cardiaco sólo por tener esa edad y ser hombres, mientras que las mujeres de más de 50 años tienen un riesgo leve en la ausencia de los demás factores.

Este no es el primer modelo que relaciona una gran cantidad de información, pero el talón de Aquiles de los demás es que tienen problemas como en la clasificación de ésta. Las ventaja del uso de técnicas computacionales –y sobre todo esta- para relacionar muchos datos de la vida cotidiana, es que permite a los investigadores extraer información interesante y significativa para minimizar o remover -en la medida de lo posible- la subjetividad en los pronósticos clínicos y trabajar a nivel individual de manera más precisa. 

Por lo menos ahora sabemos que perder el celular o ver a la persona que te gusta tanto no es un factor de riesgo. A menos de que seas hombre entre los 48 y 60 años, fumes, tengas altos niveles de colesterol, no hagas ejercicio….

——————

Fuentes:

Artículo originalNota de Eurekalert!

Corazón plastinado de la exposición body worlds. Tomada de este sitio.

via Tumblr http://historiascienciacionales.tumblr.com/post/59306669413

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s