El arte marcial de la restauración de los arrecifes de coral

El arte marcial de la restauración de los arrecifes de coral

Quienes han tenido la oportunidad de visitar los arrecifes de coral, coinciden en calificarlos como uno de los ecosistemas más bellos que posee nuestro planeta. Además, ecológicamente son considerados como uno de los ecosistemas más diversos de nuestro planeta, a pesar de contar con menos de una décima parte del uno por ciento del suelo oceánico.

El problema de los arrecifes de coral es que más del 70% se encuentra evaluado como degradado y el acercamiento con el que se aborda su uso y manejo es de negocios. Por lo que un estudio   liderado por Nick Graham y que involucra investigadores de Australia y Suecia, comenta que esto ya no es una opción.

La investigación propone que los impactos causados por los cambios estacionales y climáticos, como  las tormentas tropicales, periodos de tiempo nublado, o fuertes efectos estacionales en abundancia, podrían ser aprovechados por  los administradores de los arrecifes de coral para ayudar a recuperar la cobertura de algunos de los arrecifes de coral más degradados del mundo.

“Normalmente pensamos en estos impactos como dañinos para los arrecifes de coral, pero la investigación sugiere que también son dañinos para los organismos que pueden reemplazar los corales. En otras palabras, pueden actuar como un interruptor que permite a los corales ganar el control del arrecife”, comentó Graham.

La clave de este nuevo pensamiento es la resiliencia (capacidad del ecosistema de absorber las perturbaciones, sin presentar alteraciones en su estructura o funcionamiento), ya que estos ecosistemas están adaptados a los impactos, pero los dañados pueden llegar a ser cubiertos de algas marinas con la posibilidad de desaparecer.

Nick Graham explica, que “los sistemas dominados por algas poseen, de igual forma, una gran resiliencia, y una vez establecidos, es muy difícil de restaurar el coral. Sin embargo, un arrecife dominado por algas, también puede ser dañado por grandes tormentas. El tiempo nublado y los cambios estacionales en la temperatura del agua, también pueden causar que las algas mueran. Lo que abre una oportunidad para que los corales se reestablezcan”.

Los investigadores enfatizan que tanto la protección como la recuperación de los arrecifes de coral a nivel mundial, exigen un cambio fundamental en la manera en la cual interactuamos y los usamos. “Estamos hablando de enfoques más amplios para cambiar la relación entre los humanos y los arrecifes de coral para reducir los impactos humanos en todo el ecosistema”, comenta David Bellwood, quien participó en la investigación.

En la imagen observamos el Sistema Arrecifal Mesoamericano, el cual abarca la costa México, Belice, Guatemala y Honduras. Es considerado el sistema arrecifal más grande del hemisferio occidental y es el segundo más grande del mundo, después de la Gran barrera de coral en Australia. Foto tomada de http://viajamosporelmundo.com/el-paraiso-de-los-arrecifes-en-cozumel-2/

Fuentes:

Datos acerca de los arrecifes de coral en el NOAA Coral Reef Conservation Program

Comunicado del estudio en el ARC Centre of Excellence for Coral Reef Studies

Artículo en la Ecological Society of America

via Tumblr http://historiascienciacionales.tumblr.com/post/60413399137

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s