Material auto-reparable

Material auto-reparable

Algo que seguramente le era muy útil al T-800, mejor conocido como “Exterminador”, era su piel sintética capaz de recuperarse. Seguramente sin ella, la hubiera pasado verdaderamente mal en su labor de proteger a los Connor.

Ahora, afortunadamente sin provenir de fondos de SKYNET (aún), investigadores del Centro de Tecnologías Electroquímicos (CIDETEC) de España hacen  más cercana aquella tecnología, al reportar al primer elastómero termoestable capaz de recuperarse sin requerir de intervención alguna para inducir a su recuperación. Es decir que, estos polímeros se auto-reparan al recuperar los enlaces reticulares (unión que une cadenas de polímeros).

Ibon Odriozola, investigador a cargo de esta nueva tecnología, ya había desarrollado un elastómero de silicón auto-reparable usando nanopartículas de plata como reticuladores. Sin embargo, su primer intento requería de la aplicación de presión externa. Cosa usual en estas tecnologías ya que, normalmente para activar la recuperación de estos materiales se ha incluido la aplicación de energía (calor o luz) o condiciones específicas ambientales como, el pH. Además de que el material de Odriozola, requería de componentes de plata económicamente desfavorables para su comercialización. Pero ahora, el investigador ha logrado un mejor resultado usando materiales poliméricos comunes y un acercamiendo simple y económico.

Usando una red reticuladora poli elastomérica (urea-uretano) permanente, común en la industria, los investigadores demostraron que el material podía auto-repararse de manera completa después de haber sido cortada a la mitad por una navaja. Esto gracias a la reacción de metátesis (proceso bimolecular que involucra el intercambio de enlaces entre dos especies químicas que reaccionan) de disulfidos aromáticos que, a temperatura ambiente, intercambian de manera natural lo que causa la regeneración sin la necesidad de un catalizador

Odriozola comenta que el polímero se comporta como si se tratara de materia viva. Además, comenta que el material actúa como un aislante o adhesivo parecido al velcro, muestra una impresionante eficiencia de recuperación del 97% en solo dos horas y no se rompe cuando se le estira manualmente.

Por lo pronto, el descubrimiento se puede aplicar para extender la vida de otros materiales y tecnologías y  abre la puerta a todo un mundo de posibilidades en donde solo nosotros ponemos el límite.

 

Si quieren ver el material en acción, pueden obsérvalo a través del video en youtube que subieron los investigadores: http://www.youtube.com/watch?v=5Hiu80HDybk

En la imagen observamos al T-800, modelo del androide que la inteligencia artificial SKYNET envía para eliminar al líder de la resistencia humana en la película de ciencia ficción de los 80’s “Terminator”. Tomada de este sitio.

Fuente en la Royal Society of Chemistry

Artículo en la Royal Society of Chemistry

via Tumblr http://historiascienciacionales.tumblr.com/post/61509019217

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s