¿Por qué el punto rojo de Júpiter no desaparece?

¿Por qué el punto rojo de Júpiter no desaparece?

Ese enorme grano que alguna vez tuviste (¿o tienes?) en la cara, te pudo haber salido por múltiples razones. Pero el origen de tu volcán facial que está a punto de estallar no es tan misterioso como el punto rojo distintivo de Júpiter. De hecho, basándonos en lo que los científicos entienden por dinámica de fluidos, la tormenta masiva que da lugar a tan característico punto debió haber desaparecido hace varios siglos. Entonces, ¿por qué sigue ahí?

Esta pregunta, que ha mantenido a los científicos ocupados, parece ya tener una respuesta basada en modelos computacionales. Dos investigadores, uno experto en dinámica de fluidos en la Universidad de California, Berkeley, y otro en la Universidad de Harvard, sostienen que el movimiento vertical de los gases que se encuentran allí tienen la respuesta a la persistencia del punto rojo, debido a que restablecen parte de la energía que se pierde.

Y es que muchos procesos disipan vórtices como el que se da en este planeta del Sistema Solar. Las turbulencias y los movimientos que se dan dentro y alrededor del punto rojo disipan la energía de sus vientos. El vórtice también pierde energía al irradiar calor. Como si esto no fuera suficiente, el punto rojo se encuentra entre dos corrientes que fluyen en direcciones opuestas y que pueden disminuir la velocidad del giro. Con tanto en contra, tu grano ya no parece tan malo ¿no? 

Algunos investigadores sostienen que el punto rojo gana energía al absorber pequeños vórtices, pero esto no sucede tan seguido como para explicar la longevidad de la tormenta; por tanto, estos dos científicos generaron su propio modelo. ¿La novedad? Es tridimensional y de alta resolución. Muchos modelos anteriores se enfocan en remolinos de vientos horizontales, cuando en la realidad los vórtices también tienen flujos verticales y que, aunque tengan poca energía, esconden la clave para la persistencia del punto rojo.

El nuevo modelo sostiene que, en tanto que el torbellino pierde energía, el flujo vertical transporta gases calientes de arriba y gases fríos de abajo hacia el centro, restaurando parte de la energía perdida; también predice un flujo radial, el cual succiona los vientos de los remolinos rápidos hacia el centro del remolino, favoreciendo que dure más.

Estos vórtices verticales son importantes tanto en Júpiter como en nuestro planeta, ya que podrían explicar por qué los que existen en Gibraltar duran tantos años llevando nutrientes a la superficie. Además, también están relacionados con la formación de estrellas y planetas, al jalar polvo interestelar y rocas en grandes masas.

Los autores de este modelo tienen claro que no logra explicar por completo el tiempo de vida del punto rojo de Júpiter, por lo que han comenzado a modificarlo para probar su hipótesis. ¿Será que tu enorme grano también necesita ser explicado con un modelo computacional?

———————

Fuentes: 

Nota fuente.

Este 25 de Noviembre será presentado en la 66º Reunión Anual de Dinámica de Fluidos en Pensilvania, Estados Unidos, el trabajo titulado “On the Unexpected Longevity of the Great Red Spot, Oceanic Eddies, and other Baroclinic Vortices”. Aquí les dejamos un resumen de lo que será.

Imagen tomada de la nota fuente.

via Tumblr http://historiascienciacionales.tumblr.com/post/67328491765

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s