Una mente sin recuerdos

Una mente sin recuerdos

Hay eventos en nuestras vidas que nos causan tanto dolor que, a veces, daríamos lo que fuera porque los pudieran borrar de nuestra memoria. En la vida real esto aún no es posible, pero una intervención realizada por un grupo de investigadores de instituciones europeas parece ir en esa dirección, ya que con el uso estratégico una técnica se puede atacar y alterar un episodio de la memoria de pacientes deprimidos.

La técnica, llamada electroconvulsiva (ECT) o terapia de electrochoque, induce convulsiones conforme pasa corriente por el cerebro a través de electrodos colocados en el cráneo. Está basada en la postura teórica de la reconsolidación de la memoria, la cual establece que los recuerdos se pueden sacar de un almacén mental cada vez que se accede a él y se modifican cuando se ponen de vuelta en los circuitos cerebrales. Incluso, hay evidencia en animales y en humanos de que durante la reconosolidación, los recuerdos pueden ser borrados.

Los investigadores tomaron esto como punto de partida y lo probaron en 42 pacientes a los que se les había preescrito el uso de ECT por presentar depresión clínica severa. Para esto, les mostraron dos narrativas, una donde se representaba un accidente de auto y otra donde se apreciaba un asalto. Posteriormente, les pidieron que recordaran sólo una historia mediante la reproducción de parte de esa narrativa. Inmediatamente después, los pacientes recibieron la terapia de electrochoques. Al día siguiente, cuando se les aplicó un examen de opción múltiple, los pacientes mostraron ser malos para recordar detalles de la historia que fue reactivada, pero recordaron perfecto la que no fue tocada.

Sin embargo, cuando se les aplicó el examen 90 minutos después del tratamiento, no mostraron preferencia para recordar mejor alguna de las dos historias. Esto sugiere que la terapia es dependiente del tiempo que toma la reconsolidación, y no tanto que cause una pérdida de memoria repentina.

Los autores mencionan que la ECT no es la mejor opción para la mayoría de los pacientes. Falta trabajo por hacer para desarrollar intervenciones menos invasivas y así poder tratar desórdenes relacionados con el estrés postraumático, como la adicción o algún trastorno obsesivo compulsivo.

Por ahora, tendremos que aprender a seguir adelante con los momentos de nuestra vida que nos han causado dolor.

—————

Fuentes:

Artículo originalNota de Nature

Imagen de la película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos, donde el protagonista acude al médico para que la borren de su memoria. Tomada de la nota de Nature.

 

via Tumblr http://historiascienciacionales.tumblr.com/post/71019604057

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s