Súper Tierras: no tan habitables después de todo La misión…

Súper Tierras: no tan habitables después de todo

La misión Kepler cuyo objetivo era la búsqueda de planetas parecidos a la Tierra orbitando otras estrellas ha nutrido nuestra imaginación con los cientos de datos que indican que en el cosmos existen numerosos planetas que, a primera vista, tienen similitudes con nuestro hogar, la Tierra. Estos planetas se caracterizan por estar a una distancia ni tan fría, ni tan caliente, de su estrella, sino a la distancia justa para tener agua líquida. Esta distancia con respecto a su estrella la hemos llamado “zona habitable”. Sin embargo, un estudio reciente liderado por Helmut Lammer, del Instituto para la Investigación Espacial, de la Academia de las Ciencias de Austria, sugiere que muchas de las “súper Tierras”, nombre que se les ha dado a algunos de estos planetas por estar en la zona habitable y contar con un tamaño mayor a la Tierra, no tienen el ¡Punch! Para ser habitables (Así reaccionó su escritor en turno).

Los sistemas planetarios, como el nuestro, se piensa que se forman de hidrógeno, helio y otros elementos pesados que orbitan a la estrella madre en un disco protoplanetario. Los materiales rocosos y polvosos se piensa se agrupan con el tiempo, formando núcleos rocosos que más tarde serán planetas. Después, la gravedad hace lo suyo y atrae al hidrógeno proveniente del disco que los rodea, quedándose lo que no les es arrebatado por los rayos ultravioleta que emana la joven estrella.

Así, los investigadores modelaron el balance de captura/remoción de hidrógeno para los núcleos planetarios de entre 0.1 y 5 veces la masa de la Tierra, que se localizaban en la zona habitable de una estrella parecida a la nuestra.

Lo que obtuvieron con su modelo fue que los protoplanetas con la misma densidad que la Tierra, pero 0.5 veces menores en masa, no capturarían mucho hidrógeno del disco. Pero dependiendo del disco y asumiendo que la estrella joven es mucho más brillante en luz ultravioleta de lo que es el Sol hoy en día, los núcleos planetarios similares en masa a la Tierra pueden capturar, pero también pueden perder su “envoltura” de hidrógeno. En cuanto a los planetas con los núcleos más grandes, similares a los que se plantea tienen las “súper Tierras”, se sugiere que su gravedad les ayuda a capturar casi todo el hidrógeno, transformándolos en lo que los investigadores llamaron “Neptunos miniatura”, debido a que probablemente cuentan con atmosferas muchísimo más gruesas que la nuestra, lo que las vuelve estériles.

Ahora, la investigación plantea nuevos retos y una búsqueda mucho más extensa para encontrar un planeta que pueda albergar vida. Lamentablemente nadie dijo que sería fácil.

Entre los planetas considerados “súper Tierras” se encuentran los planetas Kepler-62e y -62f, de los cuales ya te habíamos contado en esta nota.

Si quieres conocer más acerca de la misión Kepler y sus descubrimientos, te sugerimos entrar su página.

Imagen tomada de este sitio.

Fuente en la Royal Astronomical Society.

Artículo en Monthly Notices of the Royal Astronomical Society.

via Tumblr http://ift.tt/1jMDrbh

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s