El infierno de Salem y el demonio del centeno / Transcurre la…

El infierno de Salem y el demonio del centeno

/ Transcurre la primavera de 1692 en Salem, Massachusetts. Temprano en la madrugada escuchas fuertes golpes en la puerta de entrada de tu casa. Afuera te espera una decena de hombres que, ni bien pones un pie en el portón, te apresan con cargos de brujería y pactos con el diablo. Más tarde te enteras de quién te ha acusado de tales crímenes: ha sido la hija menor del herrero. ¿El motivo? Quizá eres excéntrico(a), hablas francés o no asistes a la iglesia. También puede ser que todo haya surgido a partir de una riña con la familia equivocada. Sea cual sea la razón, tu vida nunca había peligrado de esta manera

No te sientas solo. De junio a septiembre de 1692, diecinueve hombres y mujeres inocentes, todos ellos acusados de actos de brujería, fueron ejecutados en la horca sobre la colina de Gallows Hill, a tan sólo unos minutos del pueblo de Salem. 

Más de tres siglos después de estas ejecuciones, todavía no se sabe a ciencia cierta cuál fue la causa de las alucinaciones e histeria masiva que aquejó a la pequeña población de Salem. Una de las varias teorías tiene que ver con la intoxicación por micotoxinas del hongo Claviceps purpurea, conocido como cornezuelo. El cornezuelo contamina principalmente a los cultivos de centeno, un cereal de la familia del trigo que se utiliza para la elaboración de harina. El consumo accidental de pan de centeno infectado provoca una enfermedad llamada ergotismo, que agrupa síntomas como alucinaciones, convulsiones, ataques epilépticos, vértigo, dolores abdominales y necrosis. 

El esclerocio, una masa compacta y endurecida que el hongo forma sobre las espigas, posee numerosos compuestos químicos alcaloides que son los agentes causales de los síntomas del también nombrado “fuego de San Antonio”. El más abundante de ellos es una sustancia identificada como ergotamina, precursora del ácido lisérgico (mejor conocido como LSD), y que fue responsable de las grandes epidemias de ergotismo que sufrió Europa durante la Edad Media. 

A pesar de que no existe evidencia sólida de la hipotética presencia de cornezuelo en Salem, las condiciones de crecimiento de los cereales y las prácticas de cultivo son fuertes indicios de que el ergotismo pudo haber proliferado entre familias como los Putnam, los Parris, los Proctor y los Griggs. Además, otros factores sociales y psicológicos también habrían sido igual de relevantes para dotar de vida a un diablo inexistente y condenar al apacible pueblo de Salem en un verdadero infierno

________________

[En el lado izquierdo de la imagen, “El aquelarre”, pintura del pintor español Francisco de Goya. Del lado derecho, dos imágenes de trigo infectado por Claviceps purpurea que ilustran los esclerocios y el crecimiento del hongo dentro de las espigas del cereal]

Aquí el primer artículo que propone al ergotismo como agente causal de los delirios en Salem, con análisis detallado de los casos de varias de las acusadas.

Aquí una página para curiosear sobre los juicios en Salem, con varios documentos y datos originales.

via Tumblr http://ift.tt/1gwgwRF

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s