Muñecos vudú, glucosa y agresión en la pareja

Muñecos vudú, glucosa y agresión en la pareja

La glucosa es la fuente de energía de nuestro cuerpo. Sube y baja a lo largo del día, ya sea si acabamos de comer o si nos morimos de hambre. Cuando tenemos bajos niveles de glucosa en el organismo, contamos con poca energía para desempeñar actividades cotidianas. Dicha condición está asociada con diabetes, y ocurre si una persona tiene mucha insulina en el organismo, se salta una comida o se ejercita demasiado. Pero ¿y la relación en pareja?

Existe evidencia de que bajos niveles de glucosa en la sangre aumenta la ira y la agresión en la pareja. De hecho, desde la década de los 60’s del siglo pasado ya se hablaba de la relación que existe entre los ataques físicos y emocionales entre personas y los niveles de glucosa en sus cuerpos. Ahora, investigadores de diferentes universidades, en su mayoría estadounidenses, buscaron contestar si esto sucede en la relación de pareja.

En este nuevo estudio se reclutaron 107 parejas casadas, a las que se les dieron aparatos para medir sus niveles de glucosa y muñecos vudú con 51 alfileres para registrar los de ira en el tiempo.

Por 21 días, las parejas midieron sus niveles de glucosa cada mañana antes del desayuno y en la noche antes de irse a la cama. Asimismo, midieron qué tan enojados estaban con sus parejas al final del día al contar cuántos alfileres habían clavado en el muñeco vudú que representaba a sus cónyuges. Pasado ese tiempo, las parejas fueron al laboratorio para tomar parte de un juego por computadora en el que explotaban a su cónyuge con un sonido desagradable, todo para actuar agresivamente y hacer que su pareja sufriera.

Los resultados mostraron que los cónyuges con bajos niveles de glucosa por la noche fueron más agresivos que aquellos que presentaron los niveles más altos. 

Los autores de dicho estudio argumentan que la glucosa provee energía al cerebro para auto-controlarse. Los psicólogos que apoyan este trabajo sostienen que este trabajo muestra la importancia del control de nuestros impulsos y la energía en nuestro cuerpo.

Por otro lado, también hay investigadores que no lo consideran sorprendente. Ellos mencionan que los bajos niveles de glucosa son uno de muchos factores que predisponen el comportamiento agresivo. Un ejemplo es que la ingesta de alcohol puede bajar los niveles de alcohol y desatar ataques hacia la pareja.

Es importante destacar que este trabajo no midió el tipo de comida y bebida ingeridos. Sería deseable realizar un estudio donde se tomen en cuenta más factores y con más mediciones.

—————

Fuentes:

Artículo originalNota de Science

Sabemos que Barney y Moe no son cónyuges, pero igual son muy cercanos. Imagen tomada de este sitio.

via Tumblr http://ift.tt/1lLgZ6S

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s