Los espermatozoides que nadan contra corriente Los…

Los espermatozoides que nadan contra corriente 

Los espermatozoides humanos, además de tener que viajar en la dirección correcta y de recorrer distancias que son mil veces más largas que su su propia longitud, están expuestos a diferentes sustancias químicas y corrientes a lo largo del camino hasta alcanzar un óvulo. Son como los salmones que deben nadar contracorriente. De hecho, de acuerdo con un trabajo realizado por investigadores del MIT y de Cambridge, son extremadamente eficientes para hacer esto.

Es sabido que los espermatozoides se guían por las señales químicas del óvulo una vez que están muy cerca, pero esto no explica cómo es que se guían la mayoría del tiempo. Así que este grupo de investigadores se propuso conocer el mecanismo físico que podía ser responsable para la navegación. 

Por si se lo preguntaban, el grupo de investigadores no utilizó conductos humanos reales. En su lugar, construyeron microcanales artificiales de diferentes tamaños y formas, donde insertaron a los espermatozoides. Con esto, fueron capaces de modificar el flujo del material en los tubos y estudiar cómo los espermas respondían a diferentes corrientes. 

Los autores del trabajo observaron que a ciertas velocidades, los espermatozoides fueron capaces de nadar de manera muy eficiente contracorriente. Además, se dieron sorprendidos de observar que las células no nadaban en línea recta, sino en espiral contra las paredes de los canales. Así, ellos reaccionan a las diferencias en la velocidad de la corriente cerca de las paredes de los canales, donde el fluido es más lento. 

De ser posible confirmar que dichas velocidades del fluido existen en los conductos humanos –tanto de hombres como de mujeres- se podría confirmar si los espermatozoides están utilizando dichos mecanismos para navegar.

Este estudio permite mejorar nuestro entendimiento sobre reproducción humana. También es una herramienta para diseñar nuevos métodos en la inseminación artificial al recrear las condiciones que se dan dentro del cuerpo humano, en términos de velocidad y viscosidad del fluido.

El siguiente paso en esta investigación es conocer si de verdad existe una competencia entre espermatozoides o es más bien un trabajo en equipo. Esto es porque evidencia reciente ha demostrado que éstos se acumulan en la superficie de las cavidades generando grandes acumulaciones de espermatozoides. Es probable que este trabajo colectivo ayude a los demás a nadar más rápido.

——————

Fuentes:

Artículo originalNota fuente de Eurekalert

Imagen tomada de este sitio.

via Tumblr http://ift.tt/1hFYlq1

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s