Un paso más para la teletransportación cuántica Teletransportar…

Un paso más para la teletransportación cuántica

Teletransportar organismos como nosotros es un reto que aún se ve distante, dicen que imposible, pero hacerlo con nuestra información electrónica cada vez se vuelve una realidad más cercana.

Para lograr la hazaña  de teletransportar información a una distancia de 3 metros, como lo han logrado los investigadores del Instituto Kavli de Nanociencias de la Universidad Técnica de Delft, se tuvieron que basar en el entrelazamiento cuántico (o Quantenverschränkung, como lo nombraron los alemanes), un fenómeno al que Albert Einstein se refería como “acción fantasmal a distancia” o como Ronald Hansnon, líder de la investigación, se refiere como “la más extraña e intrigante consecuencia de las leyes de la mecánica cuántica”. El entrelazamiento cuántico es, a grandes rasgos, cuando dos partículas se entrelazan, su identidad se combina y su estado colectivo se puede determinar con precisión, con la consecuencia de que la identidad individual de cada partícula desaparece. De esta forma, las partículas entrelazadas se comportan como una sola, aun estando separadas  un metro de distancia o todo el universo.

Ahora, por medio de este fenómeno, el equipo alemán ha logrado teletransportar la información entre dos cubits (unidad de información entre partículas cuánticas) entre dos chips que se encontraban en computadoras distintas, utilizando a fotones entrelazados. Para lograrlo, los investigadores produjeron los cubits usando electrones en diamantes: “Usamos diamantes porque se forman “mini prisiones” para los electrones en el material cuando los átomos de nitrógeno están localizados en la posición de uno de los átomos de carbono (Átomos de nitrógeno incrustados en una placa fina de diamante que actúan como cajas para los electrones). El hecho de que podamos ver estas prisiones miniatura de forma individual, nos permite estudiar y verificar un solo electrón y hasta un solo núcleo atómico. Podemos establecer el “spin” (o rotación direccional, en español) de estas partículas en un estado predeterminado, verificar este spin y posteriormente leer los datos. Todo lo hacemos en materiales que puedan se usados para hacer chips. Esto es importante porque muchos creen que solo los sistemas hechos de estos materiales pueden aumentar su escala para la tecnología práctica”, comenta  y explica Ronald Hanson.

Hay que saber que esta no es la primera vez que se logra una hazaña similar; sin embargo, lo que destaca en esta ocasión es que la teletransportación está garantizada en un 100%. De esta forma, la tecnología de cubits para teletrasnportar la información se coloca como la más factible para su uso en el futuro. El desarrollo de esta tecnología nos permitiría tener una red  cuántica de información, algo así como un internet cuántico. Además, las computadoras cuánticas lograran resolver problemas que hoy en día la más potente súper computadora no puede hacer y nos permitirá encriptar la información de tal manera que se vuelva “inhackeable”.

Imagen tomada de este sitio.

Si quieren saber más acerca del entrelazamiento cuántico, les recomendamos este video (en ingles) de PhD Comics.

Fuente en

TU Delft’s.

PCMag.

Artículo en Science.

via Tumblr http://ift.tt/1mk8fit

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s