El cambio de las columnas vertebrales en el tiempo

El cambio de las columnas vertebrales en el tiempo

Salte, vuele, corre o nade, si usted es un vertebrado, le tenemos una noticia: su columna vertebral es muy parecida a la del resto de los animales que tienen una.  

La similitud va más allá de la forma, que consiste en costillas unidas por vértebras alineadas; es justamente el número de vertebras lo que se ha conservado a través de la historia evolutiva de los animales que la presentan.

Un trabajo firmado por investigadores de diferentes centros de estudio, como la Universidad Pierre y Marie Curie, en Francia, contiene la conclusión de que, en términos mecánicos y de desarrollo, el cambio evolutivo en la columna vertebral es virtualmente imposible en aquellos mamíferos que corren rápido y son ágiles.

Los autores mencionan que para que ocurran cambios en el número de vertebras del eje que sostiene los cuerpos de dichos vertebrados, se necesitan un importante número de mutaciones. Específicamente, estas modificaciones en el material genético deben promover uniones irregulares en la región lumbosacra –la parte más inferior de la columna- pues así el animal sería incapaz de correr o saltar de forma efectiva.

Sus observaciones muestran que aquellos animales que presentan estas anomalías y cuyo ambiente les exige ser ágiles y rápidos, mueren sin dejar descendencia. Esto no es similar para aquellos que son más robustos, pues aunque presenten estos cambios, pueden llegar a sobrevivir y reproducirse exitosamente.

Sus argumentos provienen del estudio de 774 esqueletos de noventa especies diferentes, pertenecientes a nueve colecciones europeas de museos de historia natural.

—————————————- 

0
0
1
32
180
UNAM
1
1
211
14.0

Normal
0

21

false
false
false

ES-TRAD
JA
X-NONE

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Tabla normal”;
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-priority:99;
mso-style-parent:””;
mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
mso-para-margin:0cm;
mso-para-margin-bottom:.0001pt;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:12.0pt;
font-family:Cambria;
mso-ascii-font-family:Cambria;
mso-ascii-theme-font:minor-latin;
mso-hansi-font-family:Cambria;
mso-hansi-theme-font:minor-latin;}

[Imágenes del esqueleto de un elefante asiático y de una gacela. El gran tórax del elefante, es diferente al pequeño de la gacela. Esto tiene repercusiones en su agilidad. Tomadas la nota fuente de Eurekalert]. 

Artículo original

Nota fuente de Eurekalert

via Tumblr http://ift.tt/WnTfL4

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s